Ella, el Alzheimer y yo

Aniversario

 

Hola amigos, hoy  23 de abril de 2012 hace un año de la presentación de mi libro “Vivir sin vivir”.

Fue un día plagado de nervios, emociones y sentimientos encontrados, estuve muy arropada por mi familia y amigos, y el cine, como se suele decir, lleno hasta la bandera.

Recuerdo con gran afecto las palabras que me dedicaron mis amigos Esperanza y Rafael que tuvieron la gentileza de presentarme, y como olvidar el maravilloso prólogo que me escribió Víctor Chamorro, carta que sólo podía escribir una persona de su talento.

Como no recordar la emoción de los míos, las felicitaciones y abrazos de todos los presentes, los nervios que pasé, o cuando no recordaba como se escribía  ‘Antonio’,  para el primer libro que firmé. Ese día comenté que yo no me consideraba escritora, solo había llevado mis vivencias y sentimientos a un papel, y que tenia la ilusión de que llegara a todo el que lo necesitara.

Siguieron días de felicitaciones en la calle, para decirme lo mucho que mi libro les había emocionado. Al mes siguiente la editorial me invitó a la Feria del libro de Madrid, donde me sentí como Cenicienta rodeada de tantos escritores famosos. Así, los comentarios del libro no podían ser mejores: “un libro humano”, “hace aflorar sentimientos”, “ayuda a comprender un poco más la enfermedad” o “resalta la labor del familiar cuidador” ¿Qué más se puede pedir?

Un boletín informativo en la red me publicó una entrevista, donde sigue recibiendo visitas, y personas que me dan las gracias por mi libro y pidiéndome consejos. Así que me han ofrecido administrar el foro.

Dicha entrevista la he visto en una página traducida al alemán y otra al brasileño, y en alguna página de medicina, recomiendan “Vivir sin vivir” como libro de autoayuda. Desde varios lugares de Sudamérica me han solicitado el libro, pero el precio del envió es el inconveniente, ya que sale más caro que el propio libro.

‘Vivir sin vivir’ está en “La casa del libro” con unos comentarios muy emotivos, los cuales agradezco, y también en alguna que otra librería, en fin… que no me puedo quejar.

También tuvimos la suerte de asistir a unas jornadas literarias, donde varias personas relacionadas con el mundo editorial nos señalaron que para vender libros hoy día tienes pocas opciones: o bien, eres un genio, que no es mi caso, o eres famoso, que en la mayoría de los casos se limitan a poner el nombre, o tener dinero para una buena campaña publicitaria, o bien, pertenecer a una editorial que tenga intereses comunes con alguna televisión, donde, la verdad sea dicha, no podemos aspirar.

Dicho esto y en espera, como la inmensa mayoría de personas que escriben en nuestro país, de que se “aparezca la virgen”, para que mi libro llegue a todas las personas que necesiten sentirse comprendidos por alguien que ha vivido lo que ellos están viviendo les mando un abrazo, y les recuerdo a ellos a la vez que a mí que “la oscuridad de la noche siempre da paso a un claro amanecer”.

Carmen Lucena

 

Comentarios

Enhorabuena por el blog Carmen. Y por el libro. Ánimo! y gracias por transmitirnos todas esas vivencias.

Gracias por tus palabras un abrazo

Hola Esperanza,siento mucho que seas una nueva victima,pero me alegro que tengas un blog para mi fue una gran ayuda,era una especie de terapia,dale un ablazo ha tu madre de mi parte,y cuidate mucho la vivencias tan duras que nos han tocado vivir con el tiempo pasan factura.un beso amiga. (entrare en tu blog)

Me ha gustado mucho, que hayas llevado tu vivencia a un libro. Yo tambien lo estoy viviendo con mi madre, y lo reflejo en un blog, te mando el título por si quisieras mirarlo. Abrazos muy fuertes. Sin libertad- Mi madre tiene alzheimer

Mucha ánimo y a ver si tienes suerte aumentan las ventas!! un abrazo!!!

Añadir un Comentario: